Esto es todo lo que puedes guardar en una tarjeta SIM

Esto es todo lo que puedes guardar en una tarjeta SIM
Sin comentarios

Las tarjetas SIM son una herramienta fundamental para poder conectarnos a la red móvil de nuestro operador. Ahora bien, también cuenta con la posibilidad de almacenar contactos. A pesar de que esta última es una función en desuso, debido a que la velocidad de transferencia que ofrece es muy inferior al del almacenamiento interno de nuestro dispositivo, lo cierto es que la SIM guarda muchas curiosidades.

Cada vez más pequeña, pero con la misma capacidad

En la actualidad, la gran mayoría de smartphones son compatibles con la tarjeta nanoSIM. Lejos quedó el gran formato de la SIM tradicional. A pesar de que el tamaño en este caso no ha afectado a la capacidad, dado que lo que se ha ido eliminando a lo largo del tiempo solo eran plásticos que no hacían nada más allá que adaptar el tamaño a la ranura. El tamaño se ha reducido para poder aprovechar mejor el espacio de los componentes en el interior de los dispositivos.

Tarjeta SIM

Largo (mm)

Ancho (mm)

Grosor (mm)

SIM

85,60

53,98

0,76

MiniSIM

25,00

15,00

0,76

MicroSIM

15,00

12,00

0,76

NanoSIM

12,30

8,80

0,67

Con la llegada de la eSIM, con la que cada vez son compatibles más dispositivos, este pequeño almacenamiento ha quedado prácticamente en desuso. A pesar de que, como decíamos, la gran mayoría de móviles no utilizan esta memoria porque haría que tardasen más en cargar debido a la velocidad de transferencia, pero también a la limitación de espacio.

A la hora de cambiar el móvil es más cómodo hasta cierto punto, dado que cuando superas la cifra de contactos se comenzarán a guardar en el almacenamiento interno del dispositivo y puedes sufrir el caos que se vivía hace unos años con algo tan importante como la agenda de contactos.

A excepción de algunas tarjetas SIM especiales que cuentan con una capacidad de hasta 1 GB de capacidad, por lo general, la mayoría de tarjetas que llevamos insertadas en nuestros móviles oscilan entre 64 y 128 kb.

De hecho, algunas de ellas incluso antiguamente traían aplicaciones instaladas en ellas a través de la que era posible gestionar distintos aspectos de la configuración de la SIM. A pesar de que 64 kb nos parece poquísimo a día de hoy, lo cierto que incluso en la tarjeta de menor tamaño era posible almacenar hasta 500 contactos. Una décima parte de una imagen en 1080p, aproximadamente.

Es muy complicado conocer la capacidad de nuestra tarjeta SIM, a no ser que tengamos a mano la caja, donde podría venir indicado, aunque todo depende del operador. A día de hoy no es algo que nos deba preocupar, ya que todo se encuentra en la nube o, en su defecto, en el almacenamiento interno del móvil.

Temas
Inicio