Qualcomm quiere acabar con las tarjetas SIM físicas en los teléfonos móviles: así es la nueva iSIM

Qualcomm quiere acabar con las tarjetas SIM físicas en los teléfonos móviles: así es la nueva iSIM
Sin comentarios

Llevamos años y años utilizando una tarjeta SIM para poder conectar nuestro teléfono inteligente a la red que ofrecen las diferentes compañías telefónicas sin importar dónde nos encontremos. De hecho, desde la llegada al mercado de los primeros teléfonos móviles, el formato de esta tarjeta ha cambiado considerablemente, pasando de SIM a mini-SIM, luego a nano-SIM para, finalmente, acabar convirtiéndose en e-SIM en el año 2016.

Este último movimiento no ha tenido demasiado impacto en el mercado así que, por ello, Qualcomm se ha unido a otras empresas como Thales, Vodafone y Samsung para crear el primer teléfono inteligente que puede conectarse a una red móvil utilizando una tarjeta iSIM, una tecnología que integra directamente esta conexión en el propio procesador, dejando de lado su incrustación en la placa base tal y como hacíamos hasta ahora con la e-SIM.

Mayores capacidades de conexión y un diseño interno más aprovechable

En este caso, cada uno de los integrantes de este cuarteto ha tenido su clara influencia a la hora de confeccionar esta tecnología tal y como podemos leer a través de Gizchina: Samsung aportó el Galaxy Z Flip 3 para las pruebas. Qualcomm incorporó el conocido procesador Snapdragon 888. Thales es el experto en iSIM y, finalmente, Vodafone proporciona la red móvil necesaria.

Isim

Por lo tanto, podemos sacar en clave que cada una de éstas empresas puso su granito de arena a la hora de desarrollar el primer teléfono inteligente que integra esta tecnología, todas ellas cumpliendo con las regulaciones establecidas por la GSMA, permitiendo de esta forma que cualquier otro operador móvil existente pueda acceder e implementar esta tecnología de aquí en adelante.

Además, algo interesante de esta tecnología es que aporta bastantes beneficios a la hora de incorporarla. El más importante sin duda es la versatilidad a la hora de fabricar un teléfono inteligente, ya que al no tener una conexión física como tal para una tarjeta SIM, este espacio puede ser aprovechado para otros componentes o confeccionar un diseño más compacto del equipo en cuestión.

Sim

Otras ventajas que quedan patentes con esta tecnología son las siguientes:

  • Cualquier operador puede aprovechar al 100% la infraestructura eSIM creada previamente para proveer a cada usuario de ese servicio de forma remota
  • Abre la posibilidad a teléfonos que no tenían acceso a incorporar la tecnología eSIM a poder integrar esta herramienta

Vía | Gizchina

Temas
Inicio