Entendiendo la biometría: qué és y cómo afecta a tu ciberseguridad
Especiales

Entendiendo la biometría: qué és y cómo afecta a tu ciberseguridad

La biometría es uno de los aspectos que cada vez está más presente en nuestros dispositivos móviles. El sensor de huellas dactilares o el reconocimiento facial son elementos que nos hacen la vida mucho más sencilla, aunque en muchas ocasiones no se corresponden con el método de seguridad más seguro.

¿Alguna vez te has parado a pensar la cantidad de cuentas que te has creado? ¿Las veces que tienes que iniciar sesión en los diferentes servicios cuando te compras un móvil nuevo? Estos factores, junto a que lo impacientes que somos a la hora de desbloquear nuestro dispositivo, ha hecho que los diferentes fabricantes y servicios hayan optado por verificarnos de una forma mucho más cómoda.


¿Cuál es el método biométrico más seguro?

Contraseña

El sensor de huellas es, sin duda, mucho más seguro que el reconocimiento facial y tiene una explicación muy sencilla. Este sensor tiene un hardware dedicado a reconocer y comparar las huellas dactilares, sin embargo, muchos de los reconocimientos faciales que se integran en los diferentes móviles únicamente hacen uso de la cámara sin ningún hardware adicional.

Un sensor de huellas, en realidad, hace una foto digital, una foto de datos que luego coteja cada vez que mapea una nueva huella, si el porcentaje de coincidencia es del 99% o más, acceso concedido, si no, prueba otra vez.

Es cierto que hay casos en el que junto a la cámara frontal se hace uso de sensores infrarrojos que se encargan de medir las profundidades de cientos de puntos distintos de nuestro rostro, haciendo que este sistema funcione tanto de día como en situaciones en las que no hay luz sin la necesidad de que la pantalla nos dé un fogonazo en la cara por medio de la pantalla.

Hay que tener en cuenta que el software ha mejorado mucho, de hecho, muchos de estos sistemas de seguridad cuenta con inteligencia artificial, de tal forma que van aprendiendo según vamos desbloqueando el dispositivo al cabo del tiempo. Sin embargo, otros es posible engañarlos haciendo uso de fotografías.

Algunos fabricantes como Samsung en su día apostaron por el reconocimiento de retina, aunque no es uno de los más populares, a pesar de que era mucho más seguro que el reconocimiento facial.

La privacidad no es un problema, aunque lo pueda parecer

Biometría

Hay usuarios a los que les da reparo hacer uso de la biometría porque creen que las apps van a obtener nuestra huella dactilar, pero lo cierto es que no funciona de tal modo. Toda la biometría se registra y almacena en el propio móvil, y lo cierto es que no tienen acceso a conocer ningún dato más allá de si las huellas coinciden y se nos permite el acceso o no.

La mayoría hacen uso del sensor de huellas y no del reconocimiento facial precisamente por la anterior: hay muy pocos dispositivos que cuenten con el hardware necesario para considerar que es un método lo suficientemente seguro como para verificarlo. Apple, sin embargo, apostó de lleno por él.

En nuestro smartphone está esa información, pero en teoría no sale de nuestro dispositivo. De hecho, cuando cambiamos de móvil tenemos que volver a introducir toda esta información.

Los dispositivos permiten registrar hasta 5 huellas distintas, dado que recordemos que cada dedo posee una identificación distinta, pero lo curioso es que solo un rostro, cuando realmente podríamos registrar las huellas dactilares de cinco personas distintas.

Las contraseñas y el PIN: clásico y seguro

Si hay algo que es imprescindible antes de configurar la biometría de nuestro móvil es el PIN o la contraseña. Si alguna vez has apagado o reiniciado el móvil te habrás dado cuenta de que no podrás hacer uso de la biometría nada más encenderlo, sino que primero hay que introducir un pin o una contraseña, en función del método de seguridad que hayamos elegido.

Esto se debe a que siguen siendo considerados métodos de bloqueo más seguros. Además, nos lo pedirán cuando llevemos muchos días sin desbloquear el móvil introduciendo el código.

¿Cómo activar la biometría en mi móvil Xiaomi?

Xiaomi

Para activar los métodos de seguridad por biometría, tan solo debes de seguir los siguientes pasos:

  • Abre “Ajustes”.
  • Elige “Contraseña y seguridad”.
  • Elige el método de desbloqueo y configura un PIN.

Como puedes apreciar es realmente sencillo y, por suerte, la gran mayoría de móviles del catálogo de la marca cuentan con las distintas opciones de biometría.

Temas
Inicio