El producto estrella con el que Xiaomi se estrenó en el Mobile World Congress no fue precisamente un móvil
Especiales

El producto estrella con el que Xiaomi se estrenó en el Mobile World Congress no fue precisamente un móvil

En muy pocos días se cumplirán 7 años desde que Xiaomi asistió a su primer Mobile World Congress. Corría el año 2015 y por aquel entonces era la Startup más valiosa del mundo, y aun así, probablemente ni se imaginaban todo lo que vendría después.

Xiaomi ya vendía smartphones y había entrado en Flipkart, el Amazon Indio

MWC 2017

La compañía fundada por ocho cofundadores, ex de grandes tecnológicas como Microsoft o Google, habían conseguido entrar en el mundo smartphone haciéndose un hueco en el mercado asiático, primero en China y luego se fueron expandiendo a otros países asiáticos como Taiwán, Hong Kong, Singapur, Malasia, Filipinas, India e Indonesia.

Cabe destacar que a este Mobile World Congress de 2015 llegaban en un momento en el que ya habían triunfado con el Xiaomi Mi Note. El precio del original no llegaba a 350 dólares, y el objetivo de la compañía fue hacer frente a los más grandes, al iPhone 6 Plus de aquel entonces.

La compañía ya tenía 31 clubs de fans en aquel entonces, dado que la capa de personalización, MIUI, era multi lenguaje y estaba traducido a varios idiomas. En aquel entonces aún no se comercializaban en Europa, aunque muchos usuarios importaban sus dispositivos y los adaptaban para disfrutar de la Google Play Store, dado que las versiones chinas no la incluyen preinstalada.

Si ya vendían móviles... los presentarán durante el MWC, ¿no?

yI cAM

Pues no. Parece una estrategia que carece de sentido, pero en absoluto. La compañía ya era conocida por sus dispositivos, así que a pesar de que podía mostrarlos, no le hacía falta hacer demasiado ruido, dado que ya vendía mucho.

La compañía buscaba darse a conocer también en el ámbito de las cámaras de acción, que empezaban a estar en auge y cuyo mayor competidor era (y es) GoPro.

Estos dispositivos siempre salieron a la venta bajo una submarca llamada Yi, la cual sigue lanzando diferentes modelos y cuya imagen está bien diferenciada respecto a Xiaomi.

La gran revolución de la Yi Cam, que es el nombre que recibía dicha "action cam",  era su precio. Mientras que el resto de cámaras sobrepasaban ampliamente los 100 euros, esta tenía un precio de 50 euros al cambio e incluso era resistente al agua.

La compañía llevaba su filosofía del mundo smartphone al resto de producto, cuyo porfolio no ha parado de crecer en todo tipo de productos de ecosistema.

Fuentes: 1,2,3

Temas
Comentarios cerrados
Inicio