Así es como roban la cuenta de Instagram: la gran estafa a partir de una captura
Noticias

Así es como roban la cuenta de Instagram: la gran estafa a partir de una captura

¿Te imaginas que una persona a la que conoces muy bien comienza a anunciar en Instagram Stories lo bien que le va invirtiendo en criptomonedas con mensajes en otro idioma? Probablemente, te resultaría extraño, como les ocurrió a los seguidores que conocían a Isa, una víctima que cayó en la trampa.

La estafa de la captura de pantalla de Instagram

Estafa

Muchos usuarios ya tienen activada la verificación en dos pasos activada en los distintos servicios, esto quiere decir que una vez introduces el usuario y la contraseña, deberás introducir el SMS que te llega al móvil para poder iniciar sesión en tu cuenta.

Pues bien, todo empezó cuando un conocido de Isa le envío un mensaje en el que le pide un favor:

Oye, por favor, necesito un favor tuyo.

Después prosigue con:

Estoy tratando de registrarme con mi nuevo teléfono e Instagram no me lo permite. Me mostraron dos amigos a los que puedo contactar para ayudarme a recibir un enlace. Por favor, si recibes un enlace, hazme una captura de pantalla para que pueda iniciar sesión.

Además de este extraño mensaje, se incluía también un enlace que la víctima no recuerda si llegó a pinchar, pero como se trataba de un contacto conocido, Isa accedió a hacer la captura y, posteriormente, a enviársela.

estafa

Automáticamente, su cuenta de Instagram se cerró y le fue imposible acceder a ella: le habían robado la cuenta de Instagram.

A pesar de que en los propios SMS aparece que no debemos de facilitar dicha información a nadie, ella accedió porque se trataba de un contacto cercano, así que a pesar de que un contacto cercano comienza a pedirnos un SMS que nos llega al móvil, no debemos de facilitarlo.

Lo que pasó después no sorprenderá a nadie, ya que quien en realidad quien había detrás de la otra pantalla no era un conocido, sino un grupo de hackers, que tal y como cuentan en Maldita, probablemente ya contaban con su número de teléfono.

Sin poder acceder y promocionando métodos de inversión en criptomonedas en los que se mostraban balances, eso sí, en otro idioma y presumiendo, cuando Isa en este caso no era una persona para nada ostentosa. Como podemos apreciar, una simple captura de pantalla puede hacernos caer en la trampa.

La suerte que tuvo Isa es que los hackers no llegaron a borrar las fotografías de su cuenta, aunque sí que cambiaron la biografía y otros elementos como la foto de perfil anunciando sus servicios de inversión. A los días Isa pudo volver a tener el control de su cuenta gracias al soporte de Instagram.

Temas
Inicio