Xiaomi 11T Pro, análisis: su carga rápida y desempeño premium adolece ante una cámara imperfecta
Análisis

Xiaomi 11T Pro, análisis: su carga rápida y desempeño premium adolece ante una cámara imperfecta

Tras las primeras impresiones del Xiaomi 11T Pro, llega la review completa de uno de los dispositivos con los que Xiaomi quiere triunfar en la gama media alta.

Históricamente, la familia T ha estado muy ligada a la gama de los flagships, pero manteniendo su personalidad, ofreciendo diseños y ciertas características que las hacían diferentes tanto a los otros dispositivos de Xiaomi como a los de sus submarcas como POCO.

Las diferencias entre el Xiaomi 11T y el 11T Pro son más bien pocas, por lo que es importante mirar la ficha técnica antes de comenzar, dado que a primera vista podría tratarse del mismo teléfono.

Xiaomi 11T Pro, ficha técnica


XIAOMI 11T Pro




PANTALLA

6,67” AMOLED 120Hz

FullHD+ HDR10+




PROCESADOR

Qualcomm Snapdragon 888




RAM

8 / 12 GB RAM LPDDR4X




ALMACENAMIENTO

128 / 256 GB UFS 3.1




CÁMARAS TRASERAS

108 MP f/1.75

UGA 8 MP f/2.2

5 MP telemacro f/2.4




CÁMARA FRONTAL

16 MP f/2.45




BATERÍA

5.000 mAh + 120 W




SISTEMA OPERATIVO

Android 11 + MIUI 12.5




CONECTIVIDAD

WiFi 6, NFC, Bluetooth 5.2




DIMENSIONES Y PESO

204g, 164.1mm x 76.9mm x 8.8 mm




OTROS

IP53, estéreo y Dual SIM




Precio

649 euros




Xiaomi 11T Pro 5G - Smartphone 8+128 GB, 6,67" AMOLED flat DotDisplay de 120 Hz, Snapdragon 888, cámara PRO de 108 MP, 5000 mAh, Gris Meteorito (Versión ES + 2 años de garantía)

Xiaomi 11T Pro 5G - Smartphone 8+128 GB, 6,67" AMOLED flat DotDisplay de 120 Hz, Snapdragon 888, cámara PRO de 108 MP, 5000 mAh, Gris Meteorito (Versión ES + 2 años de garantía)


Un diseño híbrido

Xiaomi 11T Pro, análisis

Tal y como adelantábamos en la toma de contacto, nos ha gustado que cuente con un acabado que mezcla el mate y el efecto espejo, de tal modo que, según le incida la luz, el acabado es muy distinto.

Eso sí, hay que tener en cuenta que el acabado es bastante sucio, que es un imán para las huellas, aunque no tanto como otros dispositivos que están acabados completamente en cristal. La construcción que ofrece es buena, aunque no se siente prémium.

Hay que tener en cuenta que es un móvil grande y es muy difícil de manejar a una mano, aunque cabe destacar que no resulta excesivamente pesado. Su peso es de 204 gramos y es suficientemente delgado como para sostenerlo sin problema.

Uno de los factores que nos ha llamado la atención es que tanto el Xiaomi 11T como el 11T Pro compartan el mismo diseño. Todas las diferencias se encuentran en el interior, por lo que a primera vista nadie sabe si se trata del modelo estándar o la versión Pro.

El sensor de huellas hubiese estado genial que la compañía lo hubiese integrado en la pantalla, al menos en la versión Pro, ya que si bien es cierto que el botón de apagado encendido y bloqueo funciona correctamente, no es tan cómodo ni funcional tan bien como cuando haces uso de uno que esté integrado en la pantalla. De hecho, existen dispositivos más económicos que lo integran.

Una pantalla genial, pero que cuenta con un gran hándicap

Xiaomi 11T Pro, análisis

La pantalla de 6,67 pulgadas resulta grande, debido a que no cuenta con ningún tipo de curvatura. Es un panel correcto, con colores que ofrecen una sensación plástica, lo que es curioso en un panel fabricado en tecnología AMOLED.

Los colores oscuros son muy profundos, incluso llegando a apagar los píxeles y así ser mucho más eficiente. Cuenta también con la tecnología Always On Display, la cual hace que la pantalla se encienda cuando entra alguna notificación, pero también al detectar que tienes el teléfono en la mano. Gasta un poco de batería, pero resulta realmente útil a lo largo del tiempo.

El Always On Display es realmente útil para conocer las notificaciones sin desbloquear el móvil

Hemos probado el panel tanto en interiores como en exteriores y el brillo que ofrece es suficiente incluso en las horas centrales del día, que es cuando la luz del sol incide directamente en la pantalla del dispositivo.

Los ángulos de visión que ofrece son correctos, en gran parte debido al  gran brillo del panel y a que monta una pantalla plana en vez de curva.

La tasa de refresco a 120 Hz le sienta realmente bien, haciendo que navegar por el sistema sea rápido y no se note ningún tipo de tirón. Cuenta con una variedad cromática rica, que es configurable, de tal modo que puedes personalizar de una forma muy sencilla cómo quieres que se vea el panel del dispositivo.

Xiaomi 11T Pro, análisis

El mayor problema de la pantalla es que el sensor de proximidad no nos ha funcionado correctamente. Este es un fallo habitual en los diferentes móviles de Xiaomi y va un poco al azar, debido a que a pesar de que lo calibres, el problema no acaba de solucionarse.

Este problema se nota sobre todo en los audios de WhatsApp, cuando lo vas a escuchar, quizás te has puesto el teléfono en la oreja, la pantalla se enciende de repente y comienza a escucharse a través de altavoz.

También se ha dado el caso contrario, escuchar un audio en altavoz y justo apagarse la pantalla para reproducirlo a través del altavoz destinado a las llamadas.

En las llamadas telefónicas en muchas ocasiones tampoco detectaba que nos habíamos quitado el teléfono de la oreja y siempre tenías ese temor al pulsar en el botón de encendido, debido a que es posible configurarlo para que cuando lo presiones, la llamada se cuelgue.

Probablemente se solucione con el tiempo a través de algún tipo de actualización, pero lo que está claro es que Xiaomi debe ponerle una solución a este tipo de problemas que serían tan sencillos de solucionar cambiando la tecnología del sensor.

Además, hay que decir que no se corresponde con un problema únicamente de esta unidad, ni tampoco de este modelo, lo más normal es que no dé problemas, ya que los problemas con este sensor ocurren también en dispositivos que ya llevan muchos meses en el mercado.

El procesador más potente del momento

Xiaomi 11T Pro, análisis

Llegamos a una de las diferencias entre el Xiaomi 11T y 11T Pro. En este caso monta un Qualcomm Snapdragon 888, el procesador más potente de la firma hasta la fecha, y 8 u 12 GB de RAM. En cuanto al almacenamiento se refiere, este dispositivo está disponible en 128 o 256 GB de almacenamiento interno. La unidad que hemos estado probando es la configuración de 8 / 256 GB.

A pesar de que el Qualcomm Snapdragon 888 es un procesador que se calienta bastante cuando le exiges, el 11T Pro no se ha calentado en exceso. Esto ocurre gracias a la optimización de "Game Turbo" de MIUI, pero también gracias a que posee una disipación pasiva que estrena esta generación a base de una cámara de vapor que se encarga de que la temperatura se mantenga estable.

Xiaomi 11T Pro, análisis

Es capaz de ejecutar todo tipo de tareas por muy exigentes que sean. Hemos jugado a Asphalt 9, COD Mobile, entre otros, y no hemos tenido problemas de caídas de frames ni lag. Lo único, un pequeño calentamiento, pero nada reseñable. Los tiempos de carga son muy pequeños y se comporta realmente bien.

MIUI 12.5 con un rendimiento exquisito

Xiaomi 11T Pro, análisis

A pesar de que Xiaomi tiene una tarea muy complicada a la hora de optimizar el sistema operativo de todos sus dispositivos, el Xiaomi 11T Pro está muy bien optimizado. Esto se nota, sobre todo, en las notificaciones las cuales entran al instante.

En general es uno de los móviles que mejor sabor de boca nos ha dejado, en cuanto al software se refiere, gracias a que parece que la compañía comienza a mejorar la optimización de sus dispositivos, una de las características que más tiempo lleva lastrando y que se hace notar en otros dispositivos de la firma.

Quizá, la única pega se encuentra en la multitarea, que no es capaz de cerrar todas las aplicaciones de una vez, sino que cuando tienes varias aplicaciones, debes acceder al menos dos veces para cerrarlas por completo, salvo eso, que ocurre en determinadas ocasiones, el resto del software funciona realmente bien.

Cuenta con multitud de opciones de personalización, desde cambiar el cajón de aplicaciones hasta poner a gusto los diferentes elementos del sistema, incluso el arranque. Cabe destacar que el sistema tiene bloatware (apps preinstaladas), pero que la mayoría se pueden desinstalar fácilmente.

Un apartado fotográfico protagonizado por el vídeo

Xiaomi 11T Pro, análisis

A pesar de que puede sonar paradójico, el apartado fotográfico del Xiaomi 11T Pro está mucho más enfocado al vídeo que a la fotografía. Así lo anunció Xiaomi durante su presentación y tras haber probado el dispositivo en profundidad en diferentes situaciones, hay que decir que así es.

Hay que tener en cuenta que la familia 11T comparte apartado fotográfico, por lo que los resultados obtenidos en ambos dispositivos deberían ser muy similares. Concretamente, la configuración elegida por Xiaomi ha sido la siguiente:

  • Sensor principal: 108 megapíxeles
  • Sensor ultra gran angular: 8 megapíxeles
  • Sensor telemacro: 5 megapíxeles
Xiaomi 11T Pro, análisis

Como podemos observar, Xiaomi sigue sin apostar por un teleobjetivo, aunque la ventaja del sensor de 108 megapíxeles es que al recoger tanta información es capaz de realizar un zoom 2x sin hacer descender demasiado la calidad de las fotografías.

Unos colores muy llamativos

Las fotografías en situaciones de día obtienen unos resultados muy correctos, es cierto que la nitidez y el detalle son su talón de Aquiles, aunque siempre existe la posibilidad de activar el modo de 108 megapíxeles y hacer fotografías con un mayor peso, pero donde es posible realizar zoom sin perder calidad.

Xiaomi 11T Pro, análisis
Xiaomi 11T Pro, análisis
Xiaomi 11T Pro, análisis
Zoom 2x

Las fotografías al activar el modo de 108 megapíxeles pesan cerca de 35 mb, mientras que lo habitual es que no pasen de 3 Mb, por lo que se corresponde con un modo para hacer uso de este en ocasiones muy concretas.

El zoom en este caso es de hasta 10 aumentos de forma digital. Se echa en falta que, sobre todo en las versiones Pro, que son modelos donde los usuarios pagan más para obtener lo mejor, no se monten teleobjetivos.

Xiaomi 11T Pro, análisis
Zoom 10x

En las fotografías tomadas con el zoom digital del Xiaomi 11T Pro se aprecia una falta de nitidez y un ruido bastante considerable en las imágenes. Este fenómeno se agrava de noche, como era de esperar.

Xiaomi 11T Pro, análisis
Original
Xiaomi 11T Pro, análisis
Zoom 2x
Xiaomi 11T Pro, análisis
Zoom 10x

En situaciones nocturnas existe la posibilidad de que se active de forma automática el modo noche y como se puede apreciar, la diferencia entre ambos modos es bastante considerable. Sobre todo en los colores de los materiales.

Xiaomi 11T Pro, análisis
Comparativa modo noche

Si nos fijamos en las tomas realizadas con el ultra gran angular, se nota que se corresponde con un sensor capaz de recoger grandes espacios en una fotografía. Cuenta con unos buenos colores y no hay una excesiva distorsión en las esquinas, lo que es habitual en este tipo de sensores.

Xiaomi 11T Pro, análisis

En situaciones nocturnas, las tomas que consigue son muy oscuras, algo que no es solo cosa de este dispositivo, sino de este tipo de sensores, que necesitan una buena luminosidad para conseguir que la luminosidad sea buena.

Xiaomi 11T Pro, análisis
Ultra gran angular de noche

El sensor telemacro de 5 megapíxeles se desenvuelve bien y logra colores saturados y realistas con un buen detalle.

Xiaomi 11T Pro, análisis

Selfie

Xiaomi 11T Pro, análisis

En cuanto al selfie se refiere, los resultados son decentes, pero no destacan en exceso debido a la falta de nitidez y de contraste. Cuenta con la posibilidad de hacer modo retrato, este realiza un buen recorte, tanto de día como de noche.

Xiaomi 11T Pro, análisis

Es cierto que en situaciones nocturnas la cámara no cuenta con un muy buen balance de blancos, pero los resultados son muy suficientes.

Xiaomi 11T Pro, análisis
Selfie nocturno

Video

Esta nueva generación de dispositivos son capaces de grabar hasta en 4K, aunque aparece la opción de 8K, pero de forma desactivada. Ahora bien, los resultados son mucho mejores haciendo uso del 4K e incluso del 1080 a 30 fps.

La estabilización en las diferentes pruebas es muy correcta, se desempeña correctamente con un enfoque rápido y progresivo. En este dispositivo es preferible descender un poco la calidad para obtener resultados equilibrados.

En situaciones nocturnas  también se logran unos muy buenos resultados para su gama de precio. El enfoque es bueno y la estabilización está muy bien conseguida. Cabe destacar que el HDR está activado en todos los vídeos.

  • Vídeo 4K 30 fps de día:
  • Vídeo 1080p 30 fps de día:
  • Video 4K 30 fps de noche:
  • Video 1080p 30 fps de noche:

El primer móvil con 120 W

Xiaomi 11T Pro, análisis

Xiaomi lleva mucho tiempo desarrollando diferentes tecnologías para hacer que sus dispositivos se recarguen de la forma más veloz posible. El Xiaomi 11T Pro ha sido el primer dispositivo en integrar esta tecnología. El móvil se recarga en aproximadamente 17 minutos. Es casi hipnótico cómo comienza a subir el porcentaje de batería.

Es decir, que en cualquier momento lo enchufas y en muy poco tiempo tienes el 80% si se te ha olvidado cargarlo por la noche. El gran pero que tiene esta tecnología es que se desconoce cuánto afecta a la larga en la degradación de la batería.

Del 0 al 100% en poco más de 15 minutos

La autonomía es suficiente para pasar el día por completo, aunque no mucho más, las pruebas las hemos realizado con la tasa de refresco a 120 Hz, el modo lectura activado y haciendo uso del WiFi, Bluetooth, GPS y 5G.

Hemos alcanzado las 6 horas de pantalla, por lo que si eres un usuario exigente quizás tengas que pasar cinco minutos por el cargador para completar la jornada, lo que no es para nada un drama.

Xiaomi 11T Pro, la opinión de Mundo Xiaomi

Xiaomi 11T Pro, análisis

Los nuevos Xiaomi 11T Pro llegan para poner aún más interesante la gama media alta. Sin duda se corresponde como una opción a tener en cuenta, aunque es un dispositivo que tiene grandes oponentes dentro de su propia firma como, por ejemplo, el POCO F3, que tiene un precio menor y unas prestaciones similares.

Es un dispositivo dispuesto a ser un superventas, pero quizás la versión base que la Pro, dado que comparten la gran mayoría de características y las diferencias solo serán notables para aquellos que vayan a darle un uso muy exigente.

8,2

Diseño 8
Pantalla 8
Rendimiento 9
Software 9
Cámara 7
Autonomía 8

A favor

  • Un diseño bonito y elegante.
  • Una pantalla a un muy buen nivel.
  • El procesador más potente de Qualcomm.
  • Los 120 W permiten que el móvil esté recargado en muy poco tiempo.

En contra

  • El sensor de proximidad no funciona correctamente.
  • A su precio hay duros oponentes.
  • Desconocemos el nivel de degradación de la batería a lo largo del tiempo.


Xiaomi 11T Pro 5G - Smartphone 8+128 GB, 6,67" AMOLED flat DotDisplay de 120 Hz, Snapdragon 888, cámara PRO de 108 MP, 5000 mAh, Gris Meteorito (Versión ES + 2 años de garantía)

Xiaomi 11T Pro 5G - Smartphone 8+128 GB, 6,67" AMOLED flat DotDisplay de 120 Hz, Snapdragon 888, cámara PRO de 108 MP, 5000 mAh, Gris Meteorito (Versión ES + 2 años de garantía)

Temas
Inicio