Entrevista con Mariana M. Pinzón, vencedora del Concurso de Cortos Xiaomi del 24 Festival de Málaga
Especiales

Entrevista con Mariana M. Pinzón, vencedora del Concurso de Cortos Xiaomi del 24 Festival de Málaga

HOY SE HABLA DE

Cuando supimos que Xiaomi se convertía en sponsor oficial del Festival de Málaga y presentaba su propio certamen, el Night Film Festival, entendimos que la apuesta de la marca con su Xiaomi Mi 11 no era un simple experimento. Los tres finalistas del certamen han demostrado sus capacidades a través de las ídem de este terminal y, más concretamente, su virtuoso tratamiento de la luz en escenas nocturnas.

Recordemos que Javier de la Iglesia, con su 'Abierto 24h', 'Tonada de Luna Llena', de Trini Quevedo y Verónica Severino e 'Inner Night' de Mariana M. Pinzón, fueron los tres cortos y los tres jóvenes talentos que presentaron sus propuestas en el ‘Ciclo de Cortos Xiaomi Mi 11’.

El pasado viernes concluyó el Festival de Málaga y, tras él, ya tenemos el palmarés en la 24 edición de este certamen de cine. La vencedora ha sido finalmente Mariana Martínez Pinzón, con quien hemos tenido el placer de charlar un ratito.

Tres finalistas, tres propuestas con ojo nocturno

En una palabra: lynchiano. El corto vencedor, 'Inner Night', juega con la luz hasta el extremo, coquetea con encuadres, tiros de cámara y travellings maniqueos propios de Gaspar Noe que convierten un paseo nocturno en un alucinante viaje hacia el corazón del sueño... ¿o la pesadilla?

La directora se rodeó de amigos y compañeros para este ambicioso proyecto: protagonizado por la alumna de la Escuela TAI Sara Sati, con el asesor creativo Javier Lorite y guion de Ángela Castellanos, el corto, el resto del equipo técnico lo completan Igor Vera a la Dirección de Foto, David Pita a la Dirección de Producción y Eduardo Salazar como Jefe de Producción, Adriana Villalobos en Dirección de Arte, vestuario y maquillaje, Teresa Basanta en montaje, etalonaje y motion graphics, y Jesús Jorge Padín (Susx) componiendo la banda sonora.

A continuación, en exclusiva, sus declaraciones de Mariana M. Pinzón para MundoXiaomi.

Evento

Cuéntanos quién es Mariana M. Pinzón. ¿Cuándo comenzaste a interesarte por la dirección?

Yo venía de terminar el Master en TAI, en 2020. Y poco después empecé a trabajar en varios puestos de producción en México. Empecé a hacer como asistente de producción, asistente de dirección y después me metí a hacer researches, a armar tratamientos con otros directores para competir proyectos. Y fue ahí cuando decidí dar el salto para dirigir. Entonces empecé a concursar con mis primeros proyectos para marca y bueno, en los últimos dos años trabajé con Ford o Volkswagen. Dirigía contenido digital para esas marcas y me vine a Madrid con la intención de aprender sobre cómo contar la ficción —que no es lo mismo que la publicidad— y también para hacer relaciones laborales fuera de mi país.

Porque publishing y ficción no parece que tengan mucho que ver.

Bueno, por ejemplo con este proyecto de Xiaomi, hemos buscado una buena combinación entre ambos. Pero sí, son dos narrativas muy diferentes.

¿Cómo os llegó la noticia del evento, cuándo comenzó la planificación del corto?

Por TAI. Tenemos una plataforma que se llama TAILife, donde ellos nos mandan convocatorias y cosas sobre prácticas. Todas las noticias de la facultad están ahí y, cuando me llegó  la notificación al correo, me animé como a mandar el tratamiento. Para la planificación tuvimos como 10 o 12 días máximo para hacerlo. Fue intenso.

¿Cómo se desarrolló el proceso creativo? ¿Surgió la idea de manera espontánea o partió de un scrip minucioso?

Tuve la fortuna de que se unió al equipo gente en la que yo confío mucho. Todos somos de TAI. Igor es el director de foto, David Pita fue director de producción, Adriana me ayudó con arte y vestuario... tuve la oportunidad de tratar con gente que como yo, ya tenían como una carrera antes de llegar a TAI. Siento que eso nos ayudó a fluir mejor, porque ya sabíamos cómo iban a ser todos los procesos. No nos preguntamos muchas cosas, solo fuimos directos a trabajar y hacer lo que necesitábamos.

Para el guión lo primero que hice fue aterrizar el concepto. Me fijé mucho en el brief: traté de tomar muy en cuenta las características del Mi 11, que a fin de cuentas era la única herramienta con la que íbamos a trabajar. Tomando en cuenta eso empecé a buscar ideas sobre lo que podía contar y así llegué al concepto inicial: cuando cae la noche se regulan nuestros verdaderos colores. Sentía que el brief hablaba precisamente de eso, de noche, de color, de energía. Para aterrizar más el concepto, escribí un pequeño texto sobre cómo para descubrir tu propia luz y el propio color que tenemos dentro, a veces hay que internarse en la propia oscuridad. Tratamos de hacer una pieza que narra sobre un personaje que llega hasta el fondo de su oscuridad y, a partir de ahí, acaba descubriendo su propia luz y su propio color.

Eso que decía Bacon de "para que la luz brille tan intensamente, la oscuridad debe estar presente".

Sí, claro. Como aquello de que las estrellas no existen sin oscuridad. Todas esas frases que hay alrededor me llamaron mucho la atención para elaborar este concepto y fue lo que traté de representar, lo que tratamos de hacer.

Por el tono podemos rastrear, como apuntábamos, al celebérrimo David Lynch, algo de NWR, Gaspar Noe... ¿trabajásteis con algún referente en mente?

Me siento muy halagada por el comentario pero en realidad lo que hice nace de mi forma de trabajar buscando referencias desde publicidad, videoclips, artistas visuales... No puedo decirte "yo tomé a este director para hacer algo así". Sería muy difícil porque fue un proceso muy intenso de búsqueda de referencias, de búsqueda de narrativas, de cómo armar a los personajes. Bebimos de muchísimas fuentes para llegar a algo a lo que quisimos desde el fashion film, la publicidad más tradicional, el videoclip o videos experimentales donde se hablaba mucho sobre la oscuridad, la depresión o el sueño.

¿Qué localizaciones habéis usado, por qué esas? ¿Tardásteis mucho en rodar?

Nos fuimos a los bajos de Azca (Madrid), también al parque Tierno Galván. Y bueno. Hicimos un escrutinio en seis localizaciones diferentes y al final nos quedamos con esas dos. Y bueno, también tener ahí a Javier Lorite y a Ángela me ayudaron mucho, tanto a la narrativa y a los planos que podíamos usar y que podíamos ejecutar con el Mi 11, al igual que el director de foto.

El rodaje fue rápido. Fue una noche. Nosotros teníamos calculado, inocentemente, empezar como a las 10 y terminar como a las 3 de la mañana. Terminamos casi a las 5 de la mañana.

¿Quién es la actriz principal?

Es una chica trans llamada Sara. Tanto ella como el resto de personajes fueron personas super lindas que nos tuvieron toda la paciencia del mundo y estuvieron siempre muy dispuestas a cooperar con el proceso. Me quedé sorprendida al terminar el rodaje sintiendo, qué personas tan lindas y tan especiales me acabo de encontrar aquí.

Paciencia para esa escena donde metéis luz a unos dientes, a una mandíbula sin mascarilla.

(Risas) Creo que es el plano favorito de todos, es el mío. Obviamente, ahora con protocolo COVID, piensa en meter una lamparita o un foco la boca de alguien. Tiene sus complicaciones. Entonces Adriana se puso a buscar el material, que no fuera darle alergia y demás. Nos pusimos a investigar muy bien cómo hacerlo para estar seguros. Pero claro, este plano también salió de buscar y buscar, de llenarnos el ojo de referencias visuales y decir "mira, este es un buen personaje que podemos crear".

Hay un plano de unas rejas que serían muy fáciles de rodar en set, en interior, pero que entendemos no tuvo que ser nada fácil de filmar con un móvil en exteriores.

En esos planos tuvimos que ser muy creativos y a fin de cuentas nos ayudó haber pensado tener un móvil como cámara. Ese justo que dices lo hicimos un día después a grabar. Había como seis planos que nos habían faltado de  inserts de luz de la ciudad. Lo acabamos haciendo usando otros tres Mi 11 para hacer la luz que pasaba entre los barrotes. Ya no teníamos el equipo que habíamos alquilado, lo hicimos sobre la marcha y la verdad es que nos acabó gustando, creo que quedaron bien.

Qué sientes de rodar con un Mi 11, ¿limitaciones o, por el contrario, ofrecen un espacio acotado sobre el cual ir sobre seguro?

Creo que en lugar de limitarnos nos ayudó a ser creativos y a tratar de sacarle mayor provecho. Te enseña a pensar diferente la narrativa de las cosas. En esto queda una pieza más onírica y como más conceptual, digamos. Porque teníamos libertad de mover la cámara para donde quisiéramos. Con un celular tienes muchos planos que se te pueden ocurrir que con una cámara normal no. Entonces creo que nos ayudó a ser más creativos. Y a mí me obligó a pensar diferente.

Además de filmar en digital, ¿has tenido experiencia con analógico?

Sí, de hecho hicimos un proyecto experimental con Super 8 en TAI y es un lenguaje diferente. Después con una ARRY, una Sony y luego con el guión.

¿Seguirás usando smartphones Xiaomi en tu carrera?

Ahora tengo tengo el móvil conmigo y me gustaría, tal vez, tratar de contactar a la marca para seguir haciendo contenido porque me gustó mucho cómo funciona el celular, me gustó mucho lo que logramos y me gustó esa sorpresa que me llevé al ver ya la pieza en una pantalla más grande, la cantidad de vida que tenía. La verdad es que sí, me sorprendió positivamente y me gustaría seguir trabajando con el mío.

¿Qué resumen sacas del proceso general, alguna anécdota?

Estoy impresionada, digamos. Yo estaba dirigiendo otro proyecto y, en contraste, con este proyecto fue como si todo fluyera de manera muy orgánica y fácil. El equipo tuvo muy buena cohesión y una energía preparada que nos acompañó durante todo el proceso. A pesar de que fueron pocos días para planearlo, no tuvimos ningún contratiempo grande, no hubo diferencias en el equipo. Me sorprendió muchísimo.

Y bueno en TAI, para grabar nuestros cortos, nos pedían que por lo menos pusiéramos 10 planos por día. Con una ARRY nos iba a costar más o menos trabajo hacerlo y de ahí que solo 10 planos por día. Para este proyecto en un solo día pues pusimos 48 planos. Así que salimos como diciendo "bueno, vamos a grabar con el móvil, va a ser más, más fácil, eh?". Me impresionó mucho la capacidad que al final tuvimos de contar tanto con tan poco tiempo de rodaje.

Festival

¿Has podido ver otros cortos de tus compañeros dentro del marco del Festival de Málaga?

Sí, vimos las piezas de nuestros otros compañeros y cuando vi los planos y la cantidad de historia que tenían los chicos de 'Abierto 24 horas' fue como "wow, cuánto trabajo hicieron". Porque ellos tenían 3 locaciones y rodaron en dos días. Era como ver un cachito de una película. También me impresionó el trabajo que hicieron las chicas de 'Tonada de luna llena', que consiguieron rodar en un piso en medio de la Plaza Mayor. Me gustó mucho. Sobre la experiencia del Festival de Málaga, en realidad no alcanzamos a ver muchas películas ni nada porque llegamos directos a las galas de clausura, pero fue impactante. Para mí fue una de las experiencias más bonitas que he tenido en la vida.

Temas
Inicio