La "Antitrust" italiana multa a Xiaomi con 3,2 millones de euros por unas aparentes violaciones de garantía

La "Antitrust" italiana multa a Xiaomi con 3,2 millones de euros por unas aparentes violaciones de garantía
Sin comentarios

La Autorità Garante della Concorrenza e del Mercato), llamada también Antitrust o AGCM, es el organismo encargado, entre otras funciones, de velar por el abuso de posición dominante o los carteles que perjudiquen o restrinjan la competencia.

Y según su criterio, Xiaomi Italia ha vulnerado las reglas. La multa, de 3,2 millones de euros, ha sido interpuesta por esta autoridad administrativa con sede en Roma. Sin embargo, desde Xiaomi ni siquiera entienden a qué se refieren.

Una multa de 3,2 millones de euros

1366 2000 1

La noticia fue difundida por IT Home a partir de un informe del Wall Street Journal, según el cual la Autoridad Italiana de Competencia multó a Xiaomi por negarse a reparar varios smartphones aún cubiertos por la garantía presentaban "rayones u otros defectos menores".

Estos defectos serían un mal menor y no la razón principal ante la solicitud de reparación y desde la AGCM entienden que no hay razón para negarse a reparar estos productos. La multa se ejecuta, por tanto, por algo que entienden que la garantía oficial debería cubrir y, por tanto, reparar.

Xiaomi responde

Por su parte, Xiaomi a declarado que se adhiere "a operaciones legales y conformes, y cumple con las leyes y regulaciones relevantes de la ubicación comercial". Estos "defectos secundarios" están contemplados en las bases legales: si un terminal "ha sufrido rasguños de cinco centésimas de milímetro de ancho o cinco milímetros de largo, no podrá activar su garantía".

Pero más allá de este rifirrafe en el trato post-venta, muchas veces sujeto al propio comercio o tienda de venta y no tanto a la garantía de Xiaomi per se, parece que esta multa llega en un momento clave, con cierta intención de servir como correctivo, una especie de castigo o lección.

Dicho de otra forma: la autoridad gubernamental dice que hay un abuso de poder por parte de Xiaomi. El regulador afirma que se está cobrando a los clientes por ciertos servicios que no deberían tener un coste adicional. En resumen, Xiaomi estaría cobrando un seguro adicional por algo que estaría dentro de la garantía legal nominal. Un cobro que estaría llevando la sede local de Xiaomi a espaldas de Xiaomi Corp.

Recordemos que todo usuario tiene derecho a que su batería u otro componente sea reparado en los 36 meses posteriores a la adquisición de un terminal, siempre y cuando se demuestre que el teléfono móvil no ha sido manipulado de manera específicamente malintencionada, no cuidadosa o en entornos fuera del ámbito normal —cayéndose a un pozo o mojándose de aceite al cocinar, por ejemplo—.

Portada | GizChina Italia

Temas
Inicio