Adiós a la carga lenta: Xiaomi quiere convertir los 90 W en el nuevo estándar

Adiós a la carga lenta: Xiaomi quiere convertir los 90 W en el nuevo estándar
Sin comentarios

Hace ya algún tiempo que la gama media está dominada por unas velocidades de carga de vértigo. Desde que se implantaran los 120 W en el Xiaomi 11T Pro, la denominada carga Hyper Charge se ha establecido en la serie Redmi Note, y todo apunta a que la compañía dejará atrás las cargas más lentas.

Todavía se pueden encontrar algunos dispositivos con cargas más lentas, como el Redmi 9C con sus 10 W o el Redmi 10 2022, que tiene 22 W. En cualquier caso, hablamos de dispositivos muy económicos que nada tienen que ver con un tope de gama de otras compañías, cuyas velocidades de carga no llegan ni a los 30 W, aunque su precio pueda superar los 1.000 euros.

Xiaomi marcará un nuevo estándar en la carga rápida

Como decimos, equipar una alta mayoría de dispositivos con una carga muy superior a esos 22 W de la gama de entrada va de la mano con un replanteamiento del estándar que ofrece Xiaomi, y parece que en la compañía ya tienen la solución: un cargador de 90 W para todos.

Hace tan solo unos días se ha descubierto que Xiaomi ha certificado un nuevo cargador que ofrece una velocidad de carga máxima de 90 W. Esto bien podría significar, además de un nuevo lanzamiento para la gama media, un cambio de rumbo para la carga de smartphones de Xiaomi.

Dentro del extenso catálogo de la serie Redmi, los modelos más económicos pasarían a tener esos 90 W, mientras que la gama de entrada que hemos mencionado antes podría llegar a equipar 33 W o incluso 67 W, heredados de móviles como el Redmi Note 11 estándar.

1366 2000 28

Los modelos más premium, como el futuro Redmi Note 12 Pro, podrían alcanzar velocidades de 210 W, como la Explorer Edition de ese mismo terminal que vimos en China; aunque lo más probable es que se queden en 120 W por el momento, eso sí, con unas baterías de mayor capacidad.

De confirmarse oficialmente, el hecho de que la gama media vuelva a subir sus velocidades de carga es una buena señal, ya que las tecnologías detrás de estas cargas han mejorado lo suficiente como para no dañar el estado de la batería.

Según los últimos datos, la degradación de la batería en un Xiaomi 12 Pro, cuya velocidad máxima de carga son 120 W, solo se empezaba a notar a partir de los 800 ciclos, y suponía un 80% de la capacidad total. Esto quiere decir que necesitaríamos más de dos años para empezar a notar cómo se degrada en nuestro gama media con el supuesto nuevo estándar de 90 W que prepara Xiaomi.

Fuente | ITHome

Temas
Inicio