Netflix más barato pero te quedas sin algunas de sus mejores series: así es el nuevo plan con publicidad

Netflix más barato pero te quedas sin algunas de sus mejores series: así es el nuevo plan con publicidad
Sin comentarios

Netflix continúa su travesía por el desierto tras algunos meses perdiendo usuarios. Una caída constante que en el segundo trimestre se ha traducido con otro millón de suscriptores menos.

Para arreglar las cosas o, al menos, minimizar pérdidas y lograr un mayor retorno monetario, la plataforma de Ted Sarandos ha proyectado una serie de cambios, entre los que destaca el modelo de suscripción con publicidad —descubierto por el Wall Street Journal— y un modelo de suscripción más barato a costa de dejar fuera algunas de las series más atractivas de la plataforma.

Si pagas menos te quedas sin algunas de sus mejores series

Anuncios

Netflix aterrizó en España con tres tipos de suscripción, por 7,99, 9,99 y 11,99 euros y títulos tan jugosos como Dexter, Orphan Black o Black Mirror. De aquello han pasado siete años —fue en octubre de 2015— y el gigante del streaming se ha transformado de mil maneras.

Desde entonces todo ha cambiado: Netflix representa el 15% del tráfico mundial y el streaming en general aproximadamente el 33%. Normal que tengamos que andar buscando soluciones para mejorar el dichoso buffering.

De hecho, para revisar posibles fallos Netflix esconde hasta un test de velocidad y actualmente podríamos casi tildar a la plataforma de consola, gracias a los muchos juegos disponibles que podemos probar en nuestros teléfonos Xiaomi. En estos años hemos aprendido a acceder al catálogo oculto de Netflix, escondido mediante códigos.

La nueva tarifa replantearía los precios más premium y ofrecería más contenidos propios y menos de terceros —en alianza con distribuidoras como Warner Bros, Universal o Sony Pictures— y menos propios. ¿Y qué series se quedan fuera? Algunas de las más vistas, como You, Russian Doll, Cobra Kai e incluso la mítica Breaking Bad, considerada de manera unánime como una de las mejores producciones de televisión de todos los tiempos.

Por el momento se desconoce el precio de esta tarifa más barata. Lo que está claro es que no termina de encajar un acuerdo donde, a cambio de unos pocos euros menos, nos privan de algunas de sus bazas más sólidas y, para colmo, tendremos que sufrir anuncios a la manera clásica, viendo un spot o varios al comienzo de cada episodio y truncando el "pantalla completa" con banner o faldones inferiores que muestran publicidad insertada en mitad de un visionado. La vieja Netflix parece que ya no volverá.

Temas
Inicio