Por qué la Xiaomi Smart Band 7 es más cara que el modelo anterior
Smartwatches

Por qué la Xiaomi Smart Band 7 es más cara que el modelo anterior

La reina de las pulseras de actividad ha roto una barrera invisible, tocando un nuevo pico de precio que no ha convencido demasiado. Con cada generación, la Xiaomi Mi Band –actualmente reconvertida solo en "Smart Band", sin el "Mi" delante— ha sabido posicionarse gracias a esa relación calidad-precio imbatible. Pero mientras la competencia miraba atónita cómo Xiaomi sumaba millones de ventas, la compañía ha ido forzando los límites hasta una Xiaomi Smart Band 7 que alcanza un PVP de 60 euros.

Las ventas, sin embargo, no parecen haber afectado. Poco a poco, la propuesta de Xiaomi va acercándose a otros competidores con un enfoque más premium y un precio claramente superior. Se desmorona el mito del chollo pero nos lleva a preguntarnos, ¿realmente vale lo que cuesta? ¿Cuáles son las razones para que la Smart Band 7 sea más cara?

Xiaomi Smart Band 7 - Pulsera de actividad con Pantalla AMOLED de 1,62", 326 ppp, 110 modos deportivos, monitoreo frecuencia cardíaca, sueño, estrés, SpO2, 5 ATM

Mejoras de la nueva Xiaomi Smart Band 7 respecto a la Mi Band 6

Band 6

Vamos con un histórico interesante. Echemos una mirada al pasado: la primera Xiaomi Mi Band se presentó en el mercado por un precio de unos 10 euros al cambio. Una ganga que no tardó en comercializarse fuera de las fronteras chinas. La Xiaomi Mi Band 2 evolucionó hasta los 19,99 euros, aunque venía de un modelo intermedio, la MiBand 1S.

Luego llegaría la MiBand 3 por 29 euros, la revisión Mi Smart Band 3i, por un precio ídem, la Band 4 por 34,99 euros y la Mi Band 5 por el mismo precio, pese a remozar el diseño y mejorar un buen puñado de características. La última versión bordeaba la franja de tiza de los 45 euros y pensamos que no se pisaría. Pero la realidad ha sido otra.

La gracia, como dirían algunos, estaba en importar y seguir aprovechando los precios-ganga en la conversión de divisa. Pero claro, las tasas aduaneras desde comercios como Gearbest o Aliexpress, la introducción del nuevo IVA regulatorio, han supuesto un varapalo y han limitado esta "técnica".

Con cada iteración, Xiaomi no solo eleva el coste sino también la propuesta tecnológica. Si enfrentamos cara a cara la Xiaomi Mi Band 6 frente a este nuevo modelo nos llevaremos algunas sorpresas positivas.

Esto es todo lo que ha mejorado Xiaomi respecto a la nueva Smart Band 7:

  • Aunque se conserva el diseño, la pantalla pasa a ser un panel AMOLED de 1,62 pulgadas, frente a las 1,56'' el modelo anterior. Y cada micra se compensa en este tipo de diseños alargados, donde un display más grande significa mejor visualización de la información en pantalla.
  • La resolución también aumenta, de 152×486p hasta los 192×490 píxeles, entregando un mejor brillo, colores más saturados y aspecto más premium.
  • Y para compensar todo esto la batería se estira, montando ahora una pila de 180 mAh frente a los 125 mAh de la versión anterior. La autonomía es idéntica (entre 7 y 10 de uso ininterrumpido), salvo si intentamos aprovechar cada gota de energía.
  • La Mi Band 6 ya elevó la propuesta hasta el monitoreo de 30 actividades distintas, aunque no integraba conectividad GPS. El nuevo modelo es capaz de trackear hasta 120 tipos de actividades diferentes, 100 de ellos profesionales, desde fútbol hasta atletismo. Estamos hablando de tres veces más posibilidades.
  • Si vamos un paso más allá, esta es la primera pulsera de actividad de la marca en el modo Always on Display. También podemos apagarla para ahorrar batería.
  • Y también se incluye la esencial revisión de su chip responsable de controlar el estrés y la calidad del sueño, aunque siguen olvidándose del chip integrado para prescindir del GPS del teléfono. Se echa en falta una revisión completa que incluya compatibilidades con A-GPS, BeiDou, BDS, Galileo, GLONASS y QZSS.

Como vemos, el salto es interesante y las mejoras pertinentes. Si la Xiaomi Smart Band 7 es tu primera pulsera de actividad estarás ante un producto de calidad al cual sacarle bastante jugo; si vienes de anteriores modelos percibirás que las mejoras no son tan sustanciales, que el salto es mínimo.

Su compra es recomendable, desde luego. Pero el precio oficial también es algo más elevado para lo que debería... y le sientan de maravilla las promociones temporales, como su Early Bird, que la mantuvo rebajada 10 euros.

De hecho, un precio final de 49,99 euros la convierten en una opción bastante competitiva, ideal para mantener ese equilibrio entre calidad y precio que han posicionado a esta dinastía de productos a su privilegiado estatus.

Xiaomi Smart Band 7 - Pulsera de actividad con Pantalla AMOLED de 1,62", 326 ppp, 110 modos deportivos, monitoreo frecuencia cardíaca, sueño, estrés, SpO2, 5 ATM

Temas
Inicio