Así es una Mi Store en Lituania, país en el que Xiaomi fue considerada marca peligrosa durante un par de días
Especiales

Así es una Mi Store en Lituania, país en el que Xiaomi fue considerada marca peligrosa durante un par de días

HOY SE HABLA DE

Xiaomi es una de las compañías que más se ha popularizado en los últimos tiempos. En España es un éxito, y no porque lo digamos nosotros, sino porque es número uno en ventas de smartphones. Hace tan solo unos días viajamos a Lituania y decidimos comprobar cómo es una Mi Store y qué productos podemos encontrar allí, ¿será su catálogo diferente al de España? Descubrámoslo.

La Mi Store es igual en todas partes, pero la sorpresa está en los precios

Hay que tener en cuenta que esta tienda se sitúa en Kaunas, la segunda ciudad más grande del país tras Vilna, la capital de este país. En este caso se encontraba dentro de un centro comercial, concretamente en el centro comercial Akropolis. No tuvimos la oportunidad de ver ninguna a pie de calle, aunque la fachada suele ser idéntica en ambos formatos.

Mi Store

Antes de entrar a la tienda llamaba la atención que esta contaba con una pegatina pegada en el cristal en la que se anunciaban descuentos con motivo del Black Friday, que fue justo el día en el que acudimos a conocerla.

Mi Store

Las Mi Stores suelen tener una misma distribución en todas las partes del mundo, estanterías a los lados y mesas en el medio de la tienda, aunque la distribución de los productos es bastante diferente.

En la entrada de la tienda nos encontramos con el stand de promoción del Xiaomi 11T Pro antes de acceder a las mesas. El precio en este caso era idéntico al que se puede comprar en España, pero ya te adelantamos que no será así en todos los productos.

Si nos fijamos en la pared de la izquierda, nos encontramos con los televisores que ha presentado Xiaomi hace tan solo unos días, la gama Q1E, tanto de 55 como de 75 pulgadas. Otra vez, con un precio idéntico al oficial en España.

Mi Store Lituania

En la mesa de los smartphones se encontraban los diferentes móviles, desde los Xiaomi 11T hasta los Mi 11 Lite 5G NE. En la otra mesa, los Redmi. Nada cambiaba respecto a una Mi Store española, tampoco los patinetes y aspiradoras que se situaban en un módulo, todos de forma conjunta.

Mi Store

Llamaba la atención que, al menos en este comercio, utilizaban la parte inferior de las mesas para guardar las cajas de diferentes patinetes.

Smart Fryer

Ahora que ya sabía que el precio parecía no ser una diferencia en la mayoría de productos, decidimos comprobarlo en uno de los productos que más está revolucionando el panorama de la cocina, la Xiaomi Air Fryer. En este caso nos encontramos con que la freidora costaba 84,99 euros en oferta, su precio oficial es de 89,99 euros. La diferencia es de 10 euros respecto a España, lo que significa que es un 10% más económica respecto a España.

Muchos productos en stock

Más allá del curioso dato de la freidora, lo que realmente llamaba la atención es la cantidad de productos que tenían en tienda. Quizás porque era más grande de lo habitual, pero el stock en los productos no parecía ser un problema, algo de bastante importancia en plena crisis de semiconductores.

Productos Mi Store

Llama la atención que hubo unos días en los que un Ministro de Lituania calificó a Xiaomi como una compañía peligrosa, sin embargo, existen varias tiendas repartidas por las diferentes partes del territorio. Hay que decir también que en la tienda no había nadie, más allá de la dependienta, aunque eran aproximadamente las 13 horas, la hora de comer.

Mi Store

El horario de la tienda era bastante amplio, algo llamativo en estos países, concretamente era de 10 de la mañana a 21 horas.

Una sorpresa que nos llevamos más tarde, esta vez paseando por Vilna, fue que Xiaomi utiliza bastante publicidad física. En esta ocasión anunciaba un robot aspirador de la marca en una marquesina.

Anuncio Xiaomi

En términos generales, podemos observar que la marca parece que la estrategia de producto es bastante uniforme y, pese a los precios que siempre deben adaptarse a los precios de los diferentes países, la experiencia de compra es prácticamente idéntica, aunque en Lituania no hay algunas plataformas como Amazon, lo que aumenta el consumo en este tipo de tiendas físicas.

De hecho, pensábamos que los precios iban a variar más, dado que comer en restaurantes no cuesta más de 6 euros por plato.

Temas
Inicio