El procesador ya no importa (o no tanto): Xiaomi confirma que solo es el quinto factor de elección
Especiales

El procesador ya no importa (o no tanto): Xiaomi confirma que solo es el quinto factor de elección

Lejos quedan esos días donde te acercabas al PhoneHouse de tu barrio, a cualquiera de las oficinas de Vodafone, Orange o Movistar y alguien preguntaba: sí, está bien pero... ¿qué procesador lleva, es Mediatek o Qualcomm?

Esta era una máxima en 2017, cuando la marca y potencia del procesador regía las primerísimas prioridades de cualquier comprador. Hoy día esta regla ha caído hasta un quinto lugar.

La razón parece evidente: es fácil sacarle todo el partido a un smartphone con un procesador intermedio y para nada puntero. La miniaturización de componentes y la optimización en rendimiento evidencian que con la mayoría de los smartphones Redmi, POCO y Xiaomi más humildes puedes ejecutar juegos y disfrutar de apps pesadas en multitarea sin sufrir retardo alguno.

De más a menos relevante: la pantalla es la clave

Algunas cosas han cambiado. O eso ha constatado Xiaomi, tras elaborar un estudio a nivel interno donde se demuestra que el procesador ha pasado a quinto plano, a ser el quinto factor en intención de compra a la hora de elegir un smartphone. La "mala" fama de Mediatek o la gran repercusión de los Snapdragon han quedado atrás, como las viejas guerras entre Sega y Nintendo o PlayStation y Xbox.

Por supuesto, conviene matizar. Ni puedes esperar lo mismo de todos los terminales ni buscas lo mismo cuando compras un Xiaomi de 600 euros que un Redmi de 300 o un POCO de 200 euros. Como nos indican desde la propia Xiaomi España:

“Es cierto que los procesadores ya en gamas de teléfonos de 300€ dan un rendimiento muy decente y los consumidores se despreocupa un poco ya de esto porque ya dan por hecho que funcionará bien y que contarán con una cualidad de su smartphone muy potente. Es como el 5G en los móviles de más de 800 euros: los usuarios no hacen preguntas acerca de esta tecnología porque dan por hecho que por ese precio ya la lleva”.
Pantallas

Entendiendo esta máxima, esta sería la jerarquía de mayor a menor según su estudio interno:

  1. Pantalla, como factor determinante. No en vano nuestro estudio constató una realidad palmaria: la pantalla no ha dejado de crecer y, cuando no ha podido crecer más, ha ido "devorando" espacio a los biseles y marcos, apostando por la mejor relación entre cuerpo y pantalla, sin olvidar otros factores como la tasa de refresco o la densidad de puntos por pulgada.
  2. Diseño, donde Xiaomi aprueba con nota y donde ha volcado sus últimos esfuerzos, con el Xiaomi CIVI como punta de lanza.
  3. RAM. Resulta curioso que la RAM sea un factor más relevante que el procesador: si bien la cantidad de RAM es relevante, no el elemento crucial en términos de potencia. Además, la nueva función de RAM virtualizada heredada de MIUI 12.5 Enhanced deja claro que no siempre necesitas 8GB para tu smartphone: puedes tener esos 8GB con solo 6GB reales.
  4. Batería, entendido no solo en cuestión de cantidad de miliamperios —aunque siempre suma— sino como la autonomía entre carga y carga y compatibilidades con carga rápida. Aquí la máxima es "que me dure un día entero". A nadie nos gusta quedarnos a 0% a mitad del día. Por suerte, la apuesta de Xiaomi por tecnología como su hipercarga, presente en el Xiaomi Mi 10T Pro, o los 67W, la segunda carga comercial más rápida en España y disponible en varios de los gama media de la compañía, demuestran que la marca está apostando por alternativas y mejoras propias de la gama alta en sus gama media.

¿Y qué va después? El precio del terminal, la cámara y la propia marca continúan en esta jerarquía. El precio siempre es un factor sobre el cual los demás están supeditados, la cámara parece haber quedado en un plano aparte, lejos que aquella vieja guerra por los megapíxeles y los números brutos y la marca, Xiaomi, Redmi y POCO en este caso, hacen referencia a la confianza y el caché de la compañía.

M

Tampoco olvidemos que Xiaomi ya ofrece hasta 3 años de garantía con la compra de todos sus productos y varios seguros de protección integral y de pantalla dentro del programa Mi Protect.

Este es, de hecho, uno de los compromisos por los que la marca está apostando: sumar valor añadiendo servicios. Por ejemplo, Xiaomi ofrece puerto infrarrojos en todos los equipos de 149 euros en adelante, una regla interna que entienden como ley. Y a ello debemos sumar el cargador oficial y la funda de silicona transparente que casi siempre se adjunta en el pack de venta. Valor añadido, como diría el chaval de Super 8.

Temas
Inicio