Por qué el Xiaomi CIVI es mucho más importante para los móviles Xiaomi de lo que parece
Móviles

Por qué el Xiaomi CIVI es mucho más importante para los móviles Xiaomi de lo que parece

HOY SE HABLA DE

Que el nuevo Xiaomi CIVI no vaya a salir de China, según algunos medios, tal vez nos haya invitado a darle menos trascendencia de la que merece. Tal vez no estamos siendo conscientes de la pequeña gran revolución que supone este móvil dentro del ecosistema de la marca. Dentro del "móvil más bello jamás fabricado" por Xiaomi se esconden claves que vamos a tratar de desvelar.

El Xiaomi 11 Lite 5G ya lanzó una intención, un claro "queremos que nuestros móviles sean más ligeros y manejables, más bellos". Los 200 millones de rupias en beneficios tras la primera semana dejaron claro que aquel era el camino. El CIVI también ha sido un éxito: en sus primeros cinco minutos de venta ya había facturado casi 30 millones de euros en beneficios. Sin embargo, su mayor éxito reside en lo que nos cuenta a través de su diseño.

Definir la belleza a través del diseño

Pantalla

Los primeros móviles no eran precisamente bellos. La función hace al órgano y la idea era desarrollar sistemas funcionales, no elocuentes en términos estéticos. El comunicador que usaba el Capitán Kirk tampoco era un dechado de virtud estética. Sin embargo, este es un territorio donde siempre se puede innovar e improvisar.

Mientras los microprocesadores se topan con un techo de cristal —más bien un suelo donde la miniaturización choca con las leyes de la física—, desde que el ingeniero parisino Philippe Kahn apostó por diseñar una cámara digital y, por después, "pegarla" a su móvil, no hemos aspirado sino a tener los mejores móviles, pero también los más bellos.

Llevamos una década viendo cómo el mundo de la moda, la cosmética, la relojería e incluso el motor se codea con la industria móvil, dando lugar a ediciones especiales o, en la familia Mi MIX, algunos de los móviles más innovadores de la industria. El Xiaomi CIVI aspira a ser la culminación de este objetivo. No lo decimos nosotros, sino Lei Jun, quien afirma que este Xiaomi CIVI marca una nueva pauta de inversión en "móviles tendencia".

Su perfil, aprovechado al máximo

Perfil

Robarle espacio a los marcos y convertirlos en pantalla no es nada nuevo. Eso sí, esta era una característica exclusiva de la gama súper alta. A saber: P40 Pro, Find X3 Pro, S21 Ultra, etc.

Un espacio privilegiado donde solo coqueteaban los flagships de las compañías y donde el Xiaomi CIVI ahora se codea parcialmente, gracias a al mentón más pequeño jamás producido por Xiaomi, de 2.55 mm, y un diseño que las algo accidentadas declaraciones de la compañía orienta a las "manos femeninas".

Captura De Pantalla

Y un diseño que está inspirando los últimos retoques del Xiaomi 12 bajo el cual podemos encontrar marcos mínimos con esquinas hiperboloides que reducen el ensombrecimiento parcial de la pantalla, según declaraciones de la propia Xiaomi. A cambio perdemos el lector de huellas físico. ¿La meta? Que la pantalla se sienta "infinita" que nunca, aunque en la práctica solo se trate de un panel AMOLED de 6,55 pulgadas.

Tanto da, el argumento reside en un móvil que, por 370 euros al cambio, transmite una sensación de terminal de gama alta. Y el Xiaomi 12, que muy probablemente no baje de los 699 euros si nos fijamos en la tendencia alcista de la familia Mi 11, quiere parecerse a él.

Lo importante no son las cámaras, sino las fotos

Civi 1

Otro gran cambio lo impone el nuevo escalón donde conviven tres sensores, uno principal de 64 MP y dos más humildes, el gran angular de 8 MP f/2.2 y un telemacro de 2MP. Cifras contenidas, a priori, nada ambiciosas.

Este ha sido, irónicamente, el más debatido en redes debido a su desmedida inspiración en otros móviles de la competencia como son el Meizu 18x, la serie Vivo V21 y, más particularmente, el Vivo X60 Pro. Si la imitación es la forma más sincera de adulación, Xiaomi parece respetar de manera solemne a su rival de Guangdong. Esto no es algo negativo, en cualquier caso. El tipo de perforación de pantalla también recuerda al Infinity-O de Samsung, al fin y al cabo. Porque la pauta final reside en la experiencia global, en cómo la suma de las partes dan forma final a un smartphone.

Xiaomi Civi Black 1

A nivel tecnológico, a los últimos Xiaomi siempre les han rebatido sus resultados en foto debido a cómo capturan los tonos de piel. Ya sabemos que la cámara del iPhone 13 Pro no ha sido suficiente para vencer al Mi 11 Ultra: la compañía parece haber aprendido un par de lecciones.

La cámara cuenta con AI Lens y su tecnología de "rejuvenecimiento de piel" recurriendo a una de las últimas revoluciones en deep learning, las Redes Generativas Adversarias (GAN).

El principio básico de estas redes de confrontación se basa en cotejar millones de resultados de un modelo generativo para encontrar el que se aproxime con más precisión a nuestro rostro. El resultado, por tanto, se esfuerza por entender cómo nos vemos y cómo nos veríamos de manera orgánica. El resultado analiza cada pequeña mancha, arruga u hoyuelo para mostrarnos más bellos pero no "artificialmente bellos", respetando esa identidad que nos hace únicos.

Purpurina antihuellas

Civi 3

Y aquí volvemos a citar otro smartphone, el OPPO Reno4 el cual se vale de la tecnología Reno Glow para ser invulnerable a las huellas dactilares y lucir siempre brillante, siempre esmerilado.

El Xiaomi CIVI presume de una técnica similar, Velvet AG. Esta técnica de perforación de cristales genera la suficiente porosidad para repeler la grasa de nuestras manos y evitar que quede adherida. A un nivel de detalle de micrómetros, el vidrio de la superficie es tallado creando prismas que refractan luz y hacen titilar la superficie como pequeños diamantes. El proceso después se degrada mediante un pulido final, redundando en un "bling bling" muy agradable a la vista y algo aterciopelado y esponjoso al tacto.

Xiaomi Civi Black B

Hay otras muchas innovaciones. Por ejemplo, un proceso de embalado "corrugated offset packaging" de segunda generación que será aplicado en las cajas del Xiaomi 12 o una certificación antienvejecimiento de 36 meses validada por el Thiel Labs.

Destaca también ese procesador Snapdragon 778G con litografía TSMC de 6nm que disipa el exceso de temperatura mediante una pila de grafeno de 9 capas, tipo torre. Extendida capa a capa equivaldría a un área total de 10202 mm². Eso sí, el CIVI no contará con cargador en su caja.

En resumen, Xiaomi parece haber entendido que existen varios caminos paralelos en torno a la evolución tecnológica y que más allá de montar el ultimísimo procesador se puede destacar a través de la función visual. Si la marca se atreve a encapsular lo mejor de ambos mundos, razón de más para estar ansioso por conocer el futuro Xiaomi 12.

Temas
Inicio