No todo son malas noticias en el desplome del mercado móvil: Xiaomi se mantiene estable

No todo son malas noticias en el desplome del mercado móvil: Xiaomi se mantiene estable
Sin comentarios

Con la entrada del nuevo año, las compañías hacen balance del año anterior, y las grandes analistas como Canalys sacan sus informes confirmando lo que ya veíamos venir durante el 2022: las ventas de smartphones están cayendo año tras año, y la historia se ha repetido una vez más.

Las ventas de smartphones han bajado en todo el mundo un 17% durante el último trimestre de 2022, comparándolo con el mismo periodo de 2021. Esa caída ha sido especialmente acusada en las compañías chinas, a pesar de que Xiaomi ha batido récords este 2022 con la increíble familia de los Redmi Note 11.

Los datos no son buenos, pero Xiaomi aguanta

Como decimos, Canalys advierte de que se trata de una de las caídas más acusadas de los últimos años, la peor de hecho desde hace 10 años para el último trimestre. Aún así, y mientras que otras compañías como Oppo o Vivo han caído más y perdido más cuota, Xiaomi se mantiene como la tercera compañía que más vende en todo el mundo con una caída de un solo punto.

Entre los motivos que han desatado esta caída generalizada de las ventas de móviles están la crisis de los semiconductores que vivimos hace ya algún tiempo, que ha propiciado una mayor cautela por parte de las compañías a la hora de fabricar terminales, que se encareció enormemente hasta hace tan solo algunos meses.

También la inflación derivada de la guerra, que ha obligado a muchos usuarios a mantener su móvil Xiaomi durante más tiempo para no gastarse dinero en uno nuevo, a pesar de que dentro de la gama media de la compañía podemos encontrar dispositivos por menos de 200 euros como el POCO M5 o el Redmi 10 2022.

1366 2000 24

Los datos reflejan una caída no exclusiva de la gama alta que, al ser la más cara, podría ser la única. Tampoco se han vendido igual los terminales más económicos, aunque las rebajas de los últimos meses como el Black Friday, donde hemos visto al Xiaomi 12 Pro en su mínimo histórico; o las recientes campañas de grandes plataformas han suavizado esa caída.

Las previsiones no son buenas, pero Xiaomi ya está cambiando la estrategia. Todo apunta a que seguirá la misma que está usando actualmente en India: dejar a un lado la creación de nuevas familias o modelos de móviles y centrarse en pulir y mejorar el software que utilizan sus terminales.

Con todo el ecosistema que tiene actualmente Xiaomi, es poco probable que estas cifras vayan a suponer un problema real para la compañía, que sigue su camino entre los grandes y que tantas veces ha llegado a ser la número uno en ventas de nuestro país.

Fuente | Canalys

Temas
Inicio