De la primera Mi Pad a la última Pad Pro 5: así se ha transformado y renacido la tablet de Xiaomi
Tablets

De la primera Mi Pad a la última Pad Pro 5: así se ha transformado y renacido la tablet de Xiaomi

HOY SE HABLA DE

Y por fin se cumple la promesa: la nueva Xiaomi Pad 5 ya está entre nosotros. Su estreno ha venido precedido por una larga expectativa. Y es que un hiato de tres años es demasiado tiempo en la loca carrera tecnológica.

Y con ella nos llega la curiosidad, alguna duda, mucha expectación y ganas de hincarle el diente —en unas horas tendréis las conclusiones a nuestra primera toma de contacto—. Entretanto abramos boca: ¿de dónde viene la Xiaomi Pad 5, cómo fueron los anteriores modelos? Aquí tienes un breve recorrido por esta familia de tablets.

Mi Pad, la primera piedra

Uno

Presentada en mayo de 2014, a la venta desde marzo de 2015, la primera Mi Pad se ganó el aplauso casi universal. A través de una publicidad bastante agresiva, por cierto. Es fácil recordar con cariño cómo Eurogamer, el Washington Post o The Verge celebraban que los entusiastas de Android ahora pudieran tener una tablet "equivalente", en términos de potencia y rendimiento, a los iPad Mini de Apple.

Este primer modelo, concretamente, fue entonces la primera tableta del mundo en equipar el procesador Tegra K1 —más potente que una PS3, se decía— bajo un display de 7.9 pulgadas y carcasa de plástico en seis colores distintos.

Potencia

Como cubrieron nuestros compañeros de Xataka Android, este Mi Pad se lanzó en dos modelos de 16 y 64 GB de memoria interna, por 240 y 270 dólares respectivamente.

Un verdadero regalo si la enfrentamos a la competencia. Quizá este fue el revulsivo crucial que llevó a Apple a cambiar su política de precios. Como fuera, Xiaomi ya había plantado la bandera en un nuevo territorio, fijado la primera piedra de un nuevo sendero con mucho margen para explorar y mejorar.

Mi Pad 2, pisando suelo firme

Viajamos a noviembre de 2015. Vuelven los colores, esta vez en dorado, rosa, y gris, pero no el material de construcción. El cuerpo de plástico fue, sin duda, una de las facetas más criticadas del primer Mi Pad. Entre las acusaciones de plagio y la connotación xenófoba Xiaomi decidió que sí, que era necesario un cambio.

Así bien, la marca se pasó al cuerpo metálico, mientras mantenía una sobresaliente resolución de 1.536 x 2.048 píxeles y 326ppp, una batería de 6.190mAh, procesador Intel Atom X5-Z8500, su habitual capa de personalización MIUI —basada en MIUI 7— y un precio de partida de 199 euros para el modelo de 16GB. Menos de la mitad del precio de su rival más directo.

Pad 2

Tal vez no innovó todo lo deseable pero sí marcó un cambio audaz. El salto a un procesador Intel de 64 bits con 4 núcleos supuso la primera alianza con otro gigante tecnológico y jugar a 1080p a varios lanzamientos de aquel año situó al Mi Pad 2 en el radar de no pocos jugones que vieron la perfecta máquina de ocio y emulación por debajo de los 200 euros.

Mi Pad 3, ahora con MediaTek

Abril de 2017. Más RAM (de 2 a 4GB), mejor procesador (MT8176 seis núcleos), más batería (6.600mAh con carga rápida), mejores sensores (cámara trasera de 13MP y 5MP en la frontal, un importante salto de calidad respecto a los 8MP del sensor de la Mi Pad 2), software actualizado (MIUI 8.2) y pantalla IPS de 7.9” a resolución WQXGA para confirmar el "harder, better, faster & stronger" en todos los aspectos.

Mi Pad 3

Una fórmula donde no destaca ni el riesgo ni la inventiva pero sí la atención por equilibrar prestaciones para seguir debilitando a sus rivales directos en la barrera del precio.

Ligera, muy portable y estéticamente impecable, Xiaomi ya tenía lo que el usuario medio soñaba. ¿Qué faltaba? Soporte para microSD y tarjetas SIM. Un punto negativo que no tardarían en resolver.

Mi Pad 4, una pluralidad necesaria

Mi

Y volamos hasta junio de 2018. Las cosas han cambiado: a mayor tipología de usuarios, mayor necesidad de diversificación. Xiaomi siempre ha sido muy consciente de esta máxima donde es mejor relanzar un modelo LTE que divergir con miles de clientes enfadados. Tan solo un mes después del lanzamiento oficial se presentaría el modelo "Plus".

Pero Xiaomi no pasaba por su mejor momento. La compañía no podía permitirse arriesgar. La presentación se hizo de rogar —Xiaomi tanteó todas las posibilidades antes de abordar su Mi Pad 4— y finalmente apostaron por lo seguro, por un modelo que heredaba no pocas características físicas y técnicas del anterior modelo bajo un procesador Snapdragon 660.

La escala creció una décima de pulgada —en consonancia con el mercado, apostando por el ratio 16:10 y la resolución UHD—, algo que afectó al peso final —342 g— pero que no se tradujo en mejoras en el tipo de pantalla.

D

Una apuesta continuista que, en resumen, ni emocionó ni hizo plantearse saltar desde el modelo anterior. Las 10 pulgadas, un sensor biométrico o un giro en el diseño hubiesen emocionado a ese mercado internacional que siempre se plantea importar. Porque este es otro punto clave: ninguna de las tablets de Xiaomi habían sido oficialmente presentadas en España. Hasta ahora.

Bienvenida, Pad 5

Portada

Y llegamos a la actualidad. Primero supimos de una serie de certificaciones que confirmaron la sospecha: una nueva Mi Pad sería una realidad. Después nos topamos con una certificación que garantizó lo obvio: estas nuevas tablets saldrían de China y, tarde o temprano, terminarían llegando a Europa. Por fin, el nuevo modelo ya está disponible para adquirir ya con un precio exclusivo temporal de 299 euros. Un verdadero golpe sobre la mesa.

La nueva Xiaomi Pad, ya liberada de su apellido 'Mi', es la primera tableta de la compañía en presentarse formalmente en nuestro país. Y sus avales bien justifican la espera: resolución QHD+ con una tasa de refresco de 120Hz, 500 nits de brillo y compatibilidad con HDR10 y Dolby Vision. Tampoco se olvidan de la compatibilidad con teclados y ratones externos vía Bluetooth —y con lápiz óptico propietario—.

En cuanto a los números fríos, ya tenemos un benchmark bastante atractivo, que no se diga. Esa versión más económica aún sigue en el aire. No olvidemos que hablamos de un sistema con hasta 8GB de RAM para su modelo superior y baterías de 8.720 mAh con carga rápida de 33W para el modelo estándar y 8.600 mAh con carga rápida de 67W para el modelo Pro, que aún no saldrá de China.

Tampoco se queda fuera la anhelada conectividad GPS, sonido de referencia con Dolby Atmos y todo concentrado en 6,86 mm de grosor y 515 gramos de peso. ¿Y el precio? Lo dicho, 299 euros de partida y 399 como oferta final.

Mi pad

Acompañada por el nuevo sistema operativo MIUI for PC y con 200.000 unidades vendidas en tan solo 5 minutos —en China—, parece que esta nueva iteración en clave tablet tendrá un éxito asegurado que también le garantizará una continuidad a corto plazo.

No, no tendremos que esperar otros tres años. Un rumor que ha ido cogiendo fuerza y que cobraría forma a mediados de 2022 lo deja claro: en la ruta de Xiaomi ya está la Pad 6.

Temas
Inicio